IDL: 6 de las 10 victimas en Ayacucho murieron por disparos de militares

A partir del análisis de registros audiovisuales, documentos y testimonios, IDL-Reporteros reconstruyó cómo y de qué manera murieron 6 de las 10 personas fallecidas durante esa violenta jornada.

Se trata de los ciudadanos Josué Sañudo, Edgar Prado, Clemer Rojas, Cristofer Ramos Aime, José Luis Aguilar Yucra y Leonardo Hancco.

Además, identificó los escenarios, la ubicación y los momentos precisos desde los que se produjeron los disparos y donde cayeron las víctimas. Pudo determinar que en los seis casos investigados los que dispararon fueron militares; así como quiénes estuvieron al mando del operativo militar.

Indagaciones fiscales

Días después de estos hechos, la fiscal Karen Obregón Ubaldo, de la Segunda Fiscalía Penal Provincial Especializada en Derechos Humanos, Interculturalidad y Delitos de Terrorismo de Ayacucho, inició una investigación para determinar cuál fue la responsabilidad de los jefes militares y policiales en los sucesos del 15 de diciembre.

Una de las primeras diligencias fue el recojo de evidencias en los puntos críticos de los enfrentamientos. El 17 de diciembre pasado, un equipo de la fiscalía recogió 18 casquillos de bala entre la avenida Ejército y la Vía de Evitamiento; y otros tres en la zona arqueológica de Conchopata. En la avenida Abancay y otros sectores aledaños al cementerio no se hallaron casquillos, aunque en días posteriores algunas personas se acercaron al despacho de Obregón para entregar los que habían encontrado la noche del 15 en esa área.

Dos días después, el 19 de diciembre, el equipo de Obregón visitó las instalaciones del cuartel “Domingo Ayarza” (ex Cabitos) y pidió el cuaderno de entrada y salida de armamento de las cinco unidades que conforman el fuerte. Cuatro de las cinco compañías entregaron sus cuadernos, donde figuraba la salida de decenas de fusiles GALIL el 15 de diciembre.

La única unidad que entregó información imprecisa fue la Compañía de Comandos Nº 2, cuyo jefe de almacén explicó a la fiscalía que ese día había tomado nota de la salida de armamento en hojas bond y no en el cuaderno regular. Esos apuntes son ilegibles.

La Fiscalía también tomó las manifestaciones de cuatro heridos de gravedad producto de los enfrentamientos, en el Hospital Regional de Ayacucho. Carlos Tineo Gómez recibió dos disparos en la pierna y en un testículo cuando se encontraba en las inmediaciones del cementerio a las 5 de la tarde. Cerca de ahí, Anthony Oré Espinoza fue impactado por una bala que ingresó por su pierna derecha y salió por su abdomen. Miguel Yucra recibió un disparo en la nuca, en la alameda frente al cementerio, y hoy está internado en el Hospital Arzobispo Loayza de Lima. Edilberto Hinostroza Ramos también resultó herido por una bala en la pierna y Daniel Cirineo Cierto recibió un perdigón en el pecho cuando, según su propio testimonio, estaba auxiliando a un herido.

De acuerdo con información entregada por el Ejército a la Fiscalía, el 15 de diciembre la seguridad del aeropuerto Alfredo Mendivil Duarte estuvo a cargo del teniente coronel Enrique Sampén Díaz. Bajo su mando, el suboficial de primera Jaime Díaz Huicho encabezó la patrulla a cargo de la torre de control del aeropuerto, el técnico de primera Javier Aparicio comandó la patrulla asignada al sector de Canaán (avenida Sao Paulo). La patrulla ubicada en la avenida Abancay y el cementerio quedó a cargo del capitán Víctor Grados Rivas.

A la fecha, ningún mando militar ha rendido su manifestación ante el despacho de la fiscal Obregón.

 

Diario Perú

Medio de comunicación digital sin fines de lucro.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba