Patricia García: “Si contagios aumentan, se tendría que paralizar actividades”

La integrante del comité de expertos del Minsa, afirma que esta medida se tomaría si continúa el desorden en las calles y no se respeta el distanciamiento. El transporte público sería el “talón de Aquiles” en este periodo. Ayer hubo casi 6 mil casos nuevos y 116 decesos.

Las cifras de los últimos días contradicen lo reiterado por el presidente Martín Vizcarra en torno a que el crecimiento de casos por COVID-19 ha llegado a una “meseta” en el Perú.

Hace dos semanas, cuando el mandatario dio a conocer el estancamiento del aumento de contagios, el promedio nacional era de 4.000 casos diarios.

Pues bien, el último miércoles el Perú tuvo la cifra más alta de la emergencia sanitaria al reportarse 6.154 nuevos casos en un solo día. Esta tendencia en alza se mantiene. Al cierre de esta edición, según el reporte de ayer jueves, el Ministerio de Salud (Minsa) contabilizó 5.874 personas que dieron positivo a la prueba rápida o molecular.

Así, en todo el país existen 141.779 casos de COVID-19 de un total de 928.797 muestras procesadas desde marzo. De esa cantidad, 8.395 pacientes permanecen hospitalizados y de ellos 943 se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con ventilación mecánica.

Asimismo, el número de decesos se elevó lamentablemente a 4.099 a nivel nacional. Del miércoles para el jueves hubo un aumento de 116 fallecimientos.

Pero ¿qué explican estos números que contradicen la “meseta”? Ayer el presidente no brindó su mensaje a la nación. No obstante, la exministra de Salud e integrante del comité de expertos del Minsa, Patricia García, sostuvo que la mencionada meseta, contrario a lo que piensan muchos, no es un llano, sino el punto más alto, que puede mantenerse durante varios días.

«El problema es que una meseta puede convertirse en nuestro nuevo basal y tirarnos para arriba o para abajo dependiendo de las acciones de cada uno de nosotros. La parte complicada es que lo que hacemos hoy recién se ve en dos semanas», dijo.

Por eso, advirtió que si la población no cumple con medidas como el distanciamiento social, lo que habrá será un nuevo incremento de casos. “Parece que mucha gente, a pesar de que el presidente dijo que no se levanta la cuarentena, leyeron que sí y comenzó el desorden”, señaló la médica, quien estimó que ya pasamos la peor fase y los números deberían estar en descenso si se cumple con el aislamiento.

Así, en relación al récord diario de casos positivos y muertes reportados el último miércoles, refirió que esto estaría vinculado al número de pruebas. No obstante, señaló que si la subida se mantiene y resulta necesario volver a paralizar actividades económicas, se tendrá que hacer. «Todavía yo no retrocedería porque las mesetas siempre van a tener ondas (…). Esta cuarentena tiene que ser inteligente y focalizada».

Ojo con el transporte

Para la experta en salud pública y epidemiología, el “talón de Aquiles” o uno de los grandes problemas en este periodo es el transporte público, por lo que urge que el Estado responda con acciones rápidas. Entre ellas está la reorganización de los horarios de trabajo y la implementación del teletrabajo; así como la ampliación de la flota de sistemas como el Metropolitano.

Por eso, advirtió que si la población no cumple con medidas como el distanciamiento social, lo que habrá será un nuevo incremento de casos. “Parece que mucha gente, a pesar de que el presidente dijo que no se levanta la cuarentena, leyeron que sí y comenzó el desorden”, señaló la médica, quien estimó que ya pasamos la peor fase y los números deberían estar en descenso si se cumple con el aislamiento.

Así, en relación al récord diario de casos positivos y muertes reportados el último miércoles, refirió que esto estaría vinculado al número de pruebas. No obstante, señaló que si la subida se mantiene y resulta necesario volver a paralizar actividades económicas, se tendrá que hacer. «Todavía yo no retrocedería porque las mesetas siempre van a tener ondas (…). Esta cuarentena tiene que ser inteligente y focalizada».

Ojo con el transporte

Para la experta en salud pública y epidemiología, el “talón de Aquiles” o uno de los grandes problemas en este periodo es el transporte público, por lo que urge que el Estado responda con acciones rápidas. Entre ellas está la reorganización de los horarios de trabajo y la implementación del teletrabajo; así como la ampliación de la flota de sistemas como el Metropolitano.

“Ya se necesitan tomar acciones clarísimas, no solo que involucran al MTC, sino también al Ministerio de Trabajo. Tienen que hacerse rápido”, dijo García.

No hay que confiarnos
El infectólogo Eduardo Gotuzzo advirtió que los casos nuevos que se están viendo en los reportes del Minsa no son de ayer sino de quienes se contagiaron hace una semana o hace 10 días, pues el tiempo de incubación del COVID-19 es de cuatro a nueve días. “Aún la cifra sigue siendo alta. No hay que confiarse, hay que empujar todo lo necesario”, dijo.

En cuanto a la aglomeración en el emporio comercial de Gamarra, la congestión en el transporte público, o en los paraderos como Puente Nuevo, Gotuzzo refirió que el impacto lo vamos a ver en dos semanas y no ahora.

Él recomendó que el Gobierno se apoye más en la participación de la sociedad civil, como las iglesias, las empresas privadas, los clubes sociales y deportivos, el magisterio y los artistas.

“Todos ellos deben funcionar y si el alcalde no es bueno debe haber un apoyo de las organizaciones populares. En Cajamarca, estas han sido eficientes para controlar los contagios y no tienen nada que ver con el Gobierno. A las comunidades nativas hay que apoyarlas también”, enfatizó el especialista.

Cercos comunitarios
El último miércoles se conoció que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reveló que el Perú llegaría a los 13.000 decesos en agosto próximo. Sobre este pronóstico, el médico infectólogo y vicedecano del Colegio Médico del Perú, Ciro Maguiña, afirmó que si bien la ola de la pandemia sigue, esta podría superarse en dos o tres semanas.

“En el Perú, particularmente, seguimos creciendo al igual que Chile. Los muertos son como consecuencia de todo lo acumulado (…) ¿Por qué estamos en el segundo puesto de la cifra de contagiados en América Latina. Porque las pruebas han sincerado la data. No son 140.000 casos graves, la mayoría son leves felizmente, pero afectan el manejo hospitalario”, explicó Maguiña.(LR)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba