Cajamarca: El 70% de la población bebe agua contaminada por la minería

Informe del experto de la ONU Pedro Arrojo-Agudo, revela que vertidos tóxicos amenazan la salud de los cajamarquinos y el derecho al agua potable.

El experto que estuvo recorriendo Cajamarca y Hualgayoc el pasado 5 de diciembre, emitió un informe preliminar alarmante el pasado 15 de diciembre, y es que señala que «Cajamarca es un ejemplo dramático “el 70% de la población bebe agua utilizada previamente por una empresa minera», sentencio.

«Me preocupa la dificultad en acceder a análisis independientes sobre la presencia de contaminantes”, en claro cuestionamiento a los laboratorios que realizan el análisis de agua, por pertenecer al Estado peruano, promotor de los grandes proyectos mineros en la región, lo que pondría en duda su transparencia en los resultados.

Como se recuerda el pasado 31 de octubre, minera Yanacocha cerró las compuertas del dique Río Grande que abastece de agua a la planta el Milagro, porque las aguas estaban “alteradas”, seguidamente medios locales y autoridades publicaron imágenes del estado en que se encontraba el dique, con una preocupante coloración del agua, sin embargo hasta la fecha las autoridades no han informado el estado de las investigaciones.

Lo que dijo Arrojo-Agudo:

El Gobierno de Perú debe abordar el problema del envenenamiento de las aguas con vertidos tóxicos y metales pesados, que quiebra la salud y el derecho al agua potable de 10 millones de peruanos y compromete la salud de las generaciones futuras”, dijo hoy un experto de la ONU.

El Relator Especial para los Derechos Humanos al agua potable y saneamiento, Pedro Arrojo-Agudo, hizo estas observaciones al final de su visita de país a Perú.

«Mi visita ha tenido lugar en un contexto político convulso. He tratado de analizar los problemas que quiebran los derechos humanos al agua y al saneamiento más allá de la coyuntura”, problemas que, según el experto de la ONU, “tienen sus raíces en acciones y omisiones a lo largo de décadas”.

Arrojo-Agudo saludó que la Constitución de Perú, reconoce, de acuerdo con los estándares internacionales de derechos humanos, la prioridad del agua para consumo humano sobre cualquier otro uso. Sin embargo, el Relator constató durante su visita que este pcepto se incumple a menudo.

«Un ejemplo dramático es el de la ciudad de Cajamarca” dijo. “el 70% de la población bebe agua utilizada pviamente por una empsa minera, y me preocupa la dificultad en acceder a análisis independientes sobre la psencia de contaminantes”.

Durante su visita Arrojo-Agudo se reunió con repsentantes del gobierno, de sociedad civil, pueblos indígenas y campesinos y autoridades locales.

El Relator ha reconocido los esfuerzos de Perú en materia de legislación y políticas públicas relacionadas al agua y saneamiento, aunque expsó su pocupación sobre su implementación efectiva.

«Es necesario cambiar de los enfoques tradicionales del agua como puro recurso productivo a un enfoque ecosistémico sostenible y basado en derechos humanos”, dijo el experto de la ONU.

Arrojo-Agudo llamó, por otro lado, a promover una gestión integrada que permita superar la vigente dispersión de competencias reforzando las capacidades municipales y comunitarias en la gestión de los servicios de agua y saneamiento.

Arrojo-Agudo ha psentado sus observaciones pliminares al gobierno de Perú y psentará un informe completo con sus hallazgos y recomendaciones ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en septiembre de 2023. Haga click ¡AQUI! para ver el informe.

Marco Narro: Newmont cerró compuertas porque aguas estaban “alteradas”

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba