Málaga no puede explicar dónde están otras 280 dosis de vacuna

La Cancillería pidió la renuncia de 4 embajadores y 3 ministros, entre ellos los que participaron en las negociaciones con el Gobierno de China y Sinopharm, por haber sido inmunizados subrepticiamente.

El jefe del equipo de investigación de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), Germán Málaga, reconoció que el Gobierno de la República Popular China entregó 3.200 dosis extras de la vacuna Sinopharm, aparte del lote que se destinó a las pruebas clínicas. De ese monto, dirigió 1.200 dosis para 600 personas a la embajada china en Lima.

Ante la comisión Covid-19 del Congreso, el médico Málaga admitió que con las 2.000 dosis que quedaron bajo su administración, fueron inmunizadas 487 personas, entre ellos el expresidente Martín Vizcarra, su esposa y su hermano César Vizcarra, así como funcionarios de la Cancillería, del Ministerio de Salud y otras que no tenían ninguna relación con los estudios clínicos.

Empero, hay una cantidad de dosis que quedan en el aire.

En efecto, Málaga precisó que de los 487 inmunizados, 390 recibieron dos inoculaciones y a los restantes se les aplicó una dosis y a otros hasta 3. En total fueron 917 dosis utilizadas.

Sin embargo, el médico también señaló a los congresistas de la comisión Covid-19 que quedan en stock 803 dosis. Por lo tanto, si se restan estas cifras al total de 2.000 dosis que recibió Málaga de cortesía de los chinos, quedan en el aire 280 dosis. Por eso, concluyó: “De las 3.200 dosis recibidas (1.200 que despachó a la embajada de China y 2.000 que llegaron a manos de la UPCH), el 91% de las dosis no tienen ninguna objeción y es el 9% que está por investigar”. Esto significa que hay en el aire 288 dosis (9%) con las que ha sido inoculado otro grupo de personas fuera de la lista de 487 que se ha difundido. Pero hay algo más.

A sus casas

Tal como había informado La República el domingo último, Málaga reconoció que entre los beneficiados se encuentran funcionarios y servidores de la Cancillería y del Ministerio de Salud que fueron parte de las negociaciones con los diplomáticos chinos y los representantes de Sinopharm.

Dijo que de la relación de los 487 inmunizados se encuentra personal del estudio clínico de las universidad de San Marcos y Cayetano, pero no supo explicar por qué se vacunó a los que negociaron con Sinopharm.

Precisamente ayer un equipo de auditores de la Contraloría General de la República se presentó al Ministerio de Relaciones Exteriores como parte de las indagaciones sobre el proceso de negociación y contratación de la empresa china Sinopharm. Como se ha informado, algunos de los 8 diplomáticos que intervinieron en las tratativas con los representantes chinos fueron inmunizados con el mismo producto que negociaron, lo que representa un potencial conflicto de intereses.

Estos son los embajadores Elizabeth Astete Rodríguez, Francisco Tenya Hasegawa, Jorge Jarama Alván, Javier Sánchez-Checa Salazar; los ministros Manuel González Chávez, Rafael Suárez Peña y Jorge Lazo Escalante, así como la servidora Claudia Halabi Almeyda.

En la tarde de ayer, este diario preguntó al canciller Allan Wagner el destino de estas personas, a lo que contestó: “Oportunamente se tomarán las medidas que correspondan”. Horas después, en la noche, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó que a los 8 diplomáticos vacunados se les solicitó sus renuncias para proceder al retiro de sus cargos.

También en la jornada del martes, el fiscal adjunto supremo, Ramiro González, y un equipo del Ministerio del Interior, iniciaron una diligencia en las instalaciones de la UPCH para recabar información sobre el trabajo del equipo de ensayo que dirige el médico Germán Málaga. La indagación se cumplió como parte de la disposición de la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, contra el expresidente Martín Vizcarra y los que resulten responsables por las vacunaciones que se hicieron al margen de las pruebas clínicas autorizadas por el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba